Lineamientos de fortalecimiento de DICTA

1. Antecedentes

En 1951 el Estado de Honduras crea los Servicios Técnicos Interamericanos de Cooperación Agrícola (STICA), producto de un convenio de colaboración de las administraciones de Honduras y de Estado Unidos de América, para contribuir a mejorar la producción y productividad de los productores del sector agrícola.

Su misión fue “suministrar asistencia técnica necesaria para la solución de aquellos problemas agronómicos que los agentes de extensión no pueden resolver por sí mismos y suministrar semillas de plantas seleccionadas para distribuirlas a los agricultores de todo el país”. Esta asistencia pública tomaría otros nombres con el correr del tiempo hasta convertirse en la Secretaría de Recursos Naturales (SRN), con una cobertura muy grande en todo el país, especialmente en el “período reformista”. Con las políticas de “adelgazamiento del Estado” se trasladaron muchas de sus ocupaciones al sector privado. En ese ambiente se creó la Dirección de Ciencia y Tecnología Agrícola (DICTA), inicialmente adscrita a la SRN y luego a la SAG.

La Ley para la Modernización y Desarrollo del Sector Agrícola (LMDSA) manda que DICTA se responsabilice del diseño, dirección y ejecución de programas de investigación, producción vegetal y animal, transferencia de tecnología, apoyo a la agricultura familiar.

En otro de sus artículos dice que “racionalizará los servicios de generación y transferencia de tecnología, utilizando la cooperación de las instituciones especializadas privadas existentes en el país y promoverá la operación y creación de instituciones o compañías privadas con esos propósitos… y su costo será asumido directamente por las personas productoras”.

En respeto al principio de la libertad de empresa (con y sin fines de lucro) DICTA no tiene control de los proveedores de extensión y asistencia técnica, salvo el caso de los que contrata con sus recursos.

Los proveedores no gubernamentales siempre han decidido con autonomía qué grupos meta atenderán y cuales los objetivos institucionales que los orientan y, en función de estos, diseñan sus programas, proyectos y métodos de trabajo. El sector público agrícola se comporta igual. Y los productores son la expresión más clara de esa independencia. No hay ninguna ley que obligue a uniformar la actividad de los proveedores de servicios y se reconocería como un despropósito si la hubiera.

Se sabe que no existe una gestión coordinada de los diferentes prestadores de servicios y se presume que si la hubiera podría mejorar el intercambio de experiencias y se maximizaría el uso de los recursos.

Frente a esta situación se ha elaborado la presente propuesta que intenta poner a disposición de DICTA ciertas líneas de trabajo para fortalecer su rol como facilitador y promotor de procesos de extensión en el marco del sistema de innovación agropecuaria de Honduras. Esta iniciativa se sustenta en los resultados del diagnóstico realizado por Desarrollo de Capacidades de los Sistemas de Innovación (CDAIS) y los análisis de oferta y demanda de extensión y de Modelos y Buenas prácticas de extensión realizadas por DLEC.

 Situación actual

La DICTA cuenta con 11 centros de facilitación agrícola de PRONADERS, 2 centros de capacitación y 7 estaciones experimentales, la SAG tiene 15 sedes distribuidas por todo el país, acorde con las regiones de desarrollo plasmadas en la Visión de País y Plan de Nación.

Los objetivos resumidos de DICTA son:

  1. a) Transmitir recomendaciones técnicas para el manejo y desarrollo sostenible de diferentes cultivos y animales que tienen como soporte la realización de procesos de investigación, validación, liberación y mantenimiento de materiales; b) Fortalecer las capacidades y habilidades de los productores para la innovación y desarrollo de la producción y productividad del sector agropecuario; y, c) Articular a las instituciones públicas y privadas en el diseño, gestión y desarrollo conjunto de los servicios de generación y transferencia de tecnología.

Propuesta de fortalecimiento de DICTA

Con el propósito de garantizar la efectividad de los servicios de extensión agrícola, DICTA y DLEC, creyeron necesario analizar la oferta y la demanda: la manera en que se construyen y se transmiten; cómo se integran los productores y técnicos en los procesos de planificación, ejecución y evaluación; cómo se transfiere al conocimiento (o cómo se capacita); y cuál es el impacto de la intervención de los agentes externos en los productores del grupo meta y su ocupación.

Conocidos los resultados de esa investigación se analiza las capacidades de DICTA con el interés de proponer medidas que le permitan cumplir con la misión que se le ha encomendado.

Según la FAO la creación de capacidad es el proceso de liberación, fortalecimiento y mantenimiento de las capacidades de la población, las organizaciones y la sociedad en general, para que puedan gestionar sus asuntos con éxito.

El cambio real y duradero en el desarrollo agrícola, o en cualquier otro sector, es impulsado por capacidades fuertes y sostenidas. Dicho esto, la creación de las capacidades debe centrarse en tres dimensiones diferentes:

  • La dimensión individual se refiere a los conocimientos, habilidades, comportamientos y actitudes de los individuos para comprender las necesidades de todos los sectores y gestionar respuestas oportunas.
  • La dimensión organizativa se refiere a los mandatos, prioridades, procesos y estructura de las instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil. Esta dimensión incluye a todo tipo de organizaciones, públicas, privadas, sociedad civil, redes sociales y organizaciones donde convergen los diferentes actores.
  • La dimensión del sistema o entorno habilitador se refiere a cómo las personas y las organizaciones trabajan conjuntamente e incluyen la entidad, sus estructuras de poder y el marco legal y político.
Dimensión Lineamiento de fortalecimiento
Ambiente favorable
  1. Formular una propuesta consensuada de política para la promoción de los servicios de Extensión que norme y facilite el accionar de los diferentes actores, sus roles, las metas del sector en el tema y los instrumentos de aplicación de la política.
  2. Establecer un espacio de dialogo sobre servicios de asesoría rural y extensión para el abordaje de temas inherentes, compartir conocimientos, coordinar e incidir en el sistema. Experiencias en otros países de la región se da con los foros nacionales de la Red Latinoamericana de Servicios de Extensión Rural-RELASER (SAG), que tienen este fin.
  3. Conformar un sistema de extensión holístico, que fomente la producción y comercialización, el cual debe incluir controles de calidad.
  4. Realizar vinculación entre los empresarios y emprendedores tecnológicos para generar soluciones tecnológicas.
Institucional
  1. Diseño de plan estratégico de la DICTA en donde la extensión sea considerada bajo las recomendaciones hechas.
  2. Mejora de los procesos de toma de decisiones técnicas, donde también se involucre a los demandantes de los servicios de extensión.
  3. Fortalecer el sistema de Gestión de la DICTA en donde también se fortalezca el área de extensión con nuevos roles y facultades para asegurar un sistema de extensión moderno. El área debe ser dotado de recursos y jugar un rol preponderante dentro de la estructura institucional. Dentro de éste debe establecerse el soporte técnico de la extensión.
  4. Desarrollar capacidades y proporcionar mecanismos y herramientas tanto para los proveedores como para la clientela de servicios para identificar la demanda y evaluar la calidad de los servicios de extensión (DICTA).
  5. Involucrar en la construcción y fortalecimiento del sistema a actores privados, gobiernos locales, mancomunidades, a la red de ITC para planificar, transferir, monitorear y evaluar los EAS. Considerar la posibilidad de apoyar actividades, piloto para prestar servicios a través de organizaciones municipales (SAG). (Estrategia de agricultura familiar).
  6. Diseñar programa de fortalecimiento de capacidades de los proveedores de extensión y extensionistas sobre competencias funcionales, temas actuales e intersectoriales, como integración de género e integración de jóvenes, poblaciones excluidas, seguridad alimentaria, cambio climático, mercados y sistemas de producción sostenibles, uso de TICs. Este puede ser ejecutado en alianza con universidades o centros especializados (INFOP, Zamorano, UNAH).
  7. Fortalecer la capacidad de la Red de Institutos Técnicos Comunitarios para la mejora del currículo, la integración de jóvenes y las metodologías de extensión en centros técnicos seleccionados como parte de la integración generacional en el sistema.
  8. Desarrollar plataformas virtuales de gestión del conocimiento y herramientas TIC, tales como respuesta interactiva de voz, radio, video, SMS y aplicaciones móviles para apoyar a los proveedores de servicios de extensión.
  9. Liderar el foro nacional de ATER – RELASER.
  10. Proponer políticas públicas y estrategias de bajo costo en apoyo a la extensión.
  11. Hacer un análisis exhaustivo de los costos de la extensión de acuerdo a las diferentes metodologías y enfoques implementados (se entrega TDR)
  12. Fomentar la creación de equipos multidisciplinarios, donde no solo se involucre a agrónomos, pedagogos, comunicadores, entre otros, así como equipos de soporte técnico para la extensión dentro de DICTA
Individual
  1. Fortalecer las capacidades de los extensionistas de manera integral con enfoque de cadenas de valor, metodologías y otros temas técnicos inherentes al contexto.
  2. Articular redes de innovación para gestionar el conocimiento entre los extensionistas e investigadores.
  3. Capacidad para asumir nuevos roles de acuerdo al contexto actual de la extensión moderna (el nuevo extensionista).
  4. Diseñar estrategia de integración generacional, asegurando un proceso de salida de los extensionistas que se jubilen traslapado con la integración de los jóvenes, para aprovechar la experiencia ganada.

Bajo las recomendaciones anteriores, DICTA debe priorizar acciones para ser retomadas e insertarlas en el Plan Estratégico y Planes Operativos anuales de la institución. Entre estas es prioridad retomar en el año 2019, se sugiere:

  • Nombrar un responsable de la institución para implementar el proceso de fortalecimiento de DICTA,
  • La conformación del Foro para consensuar las acciones necesarias y elaborar un plan objetivo con tiempos y responsables para cada uno de los productos.
  • Finalizar el Diagnostico institucional en curso
  • Dar inicio a la formulación de la política de extensión
  • Análisis de costos de los servicios

El resto de acciones deben establecerse en los planes operativos de la institución en los siguientes tres años.