Comportamiento de la demanda y la oferta de los servicios de extensión y asistencia técnica en el sector agrícola

Políticas y estrategias públicas

Documentos oficiales del gobierno de Honduras señalan que las políticas estatales buscan transformar el sector agroalimentario a fin de incrementar de manera significativa su contribución al crecimiento económico, elevando su competitividad y capacidad para insertarse de manera exitosa en la economía internacional y abastecer competitivamente el mercado interno, mediante un uso sustentable de los recursos.

Para alcanzar estos propósitos se definieron tres líneas estratégicas: competitividad y calidad y ii) Fomento productivo e integración de las cadenas agroalimentarias, como motor de las transformaciones y iii) Desarrollo de la Agricultura Campesina y Equidad de Género. Para su implementación intervienen varias dependencias de la SAG que se responsabilizan de los programas y proyectos que se han definido al efecto.

Se aprobó una política de ciencia, tecnología e innovación como marco para la creación de la institucionalidad, pero no así para el desarrollo de un sistema de innovación que articule las acciones públicas y privadas en el que se asegure la participación de todos los actores.

 

Situación económica y social de Honduras

Los índices de pobreza y extrema pobreza en Centroamérica (especialmente en Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador) son los más altos en el continente y se agravan en la zona rural, señalándose como causantes a las políticas públicas que se aplican a este sector.

La economía hondureña creció un 4.8% en 2017 (frente a un 3.8% en 2016), impulsada principalmente por una mayor llegada de remesas y un alza de las exportaciones. En el 2016, el sector agropecuario y forestal, representó el 12.2 por ciento del PIB, donde los principales productos que aportaron al sector fueron el café, banano, hortalizas y ganado vacuno.

La población de Honduras alcanza los 7.6 millones de habitantes cuyo PIB per cápita fue de US$2,361.16 en el 2016. Los sectores que impulsan el crecimiento económico son la intermediación financiera, la construcción, las comunicaciones, la agricultura y el comercio.

El sector agropecuario ha mostrado un lento crecimiento debido a la baja productividad y la limitada matriz productiva para el consumo interno y la exportación.

 

Explotaciones agrícolas por tamaño

En Honduras existen 270,632 explotaciones agropecuarias, con un total de 3.26 millones de hectáreas. El 70.6% (191,138) de las explotaciones poseen 5 o menos hectáreas, para un total de 281,772 hectáreas, las que representan el 8.6% del área total, con propiedades que promedian 1.47 has. En el otro extremo se encuentran las propiedades de 500 hectáreas y más, que suman 578 propiedades y ocupan 592,743 hectáreas, con un promedio de 1,025 hectáreas. Aunque debe advertirse que la concentración de la propiedad es mayor debido a que el censo solo identifica propiedades y no propietarios.

 

Uso de los suelos

De la superficie total, el 53.8% es utilizada para pastos (naturales, cultivados o mejorados), el 28.9% para cultivos anuales y permanentes, el 14.9% para tierras en descanso y otros usos agropecuarios, y el 2.5%, para usos no agropecuarios.

Los cultivos permanentes suman 439, 219 hectáreas, entre los que destacan por su tamaño el café, la palma africana, la caña de azúcar y el banano, que representan el 91% del total.

Los cultivos anuales (no considera granos básicos) ocupan 28,370 hectáreas. Los de mayor área son el melón, el tomate, la sandía, la yuca y el tabaco, con el 73% del total.

 

Crédito

Sólo el 5.5% (14,951) de las explotaciones agropecuarias del país reportaron haber recibido crédito para realizar actividades agropecuarias. Se favoreció el 18% de las explotaciones del estrato de 500 y más hectárea (578); el 14.4% de las del estrato de 50 a menos de 500 hectáreas (12,356); y, con apenas el 4.3%, el de menos de 5 hectáreas, en el que, de las 191,138 explotaciones, solo 8,276 se favorecieron con este servicio.

Las principales fuentes de financiamiento en el ámbito nacional son los proyectos, bancos, cajas rurales, cooperativas y asociaciones, quienes dan crédito al 74.6% de las explotaciones que reportaron recibir algún tipo de crédito. Los prestamistas y familiares contribuyeron con un 9.4%; las ONG con un 3.8% y un 12.2% de otras fuentes.

 

            Asistencia técnica en el ámbito nacional

 Según investigación del INE 2007-2008 solo el 4.2 % (11,438) del total de las explotaciones agropecuarias reportaron haber recibido asistencia técnica del Estado, proveedores de insumos y ONG; el resto es comprada a técnicos o empresas mercantiles.

La asistencia técnica, igual que el crédito, dio mayor atención a la gran propiedad y mucho menos a las pequeñas explotaciones. Se favoreció el 25.3 % del total de las explotaciones de 500 y más hectáreas, el 14.7% de las de 50 a menos de 500 hectáreas y apenas el 3.2% con tamaño menor a 5 Hectáreas.

Las ONG y los proyectos reportaron haber asistido a 7,307 explotaciones agropecuarias que representan el 63.9 % del total de explotaciones que recibieron apoyo técnico.

De acuerdo al análisis de la oferta de servicios realizado por DLEC en el 2018, la cobertura se ha incrementado, reportándose la asistencia al 13%, independientemente del tamaño de las parcelas debido a la intervención de programas y proyectos -públicos privados- principalmente provenientes de la cooperación internacional y ciertos esfuerzos del Gobierno central y las municipalidades. Señala, además, que la cooperación internacional es el mayor contribuyente al sistema de extensión en Honduras, con un 26% de participación, seguido del sector educativo y de investigación y el sector ONG nacionales, con el 18% para ambos sectores.

 

Destino de la producción

Es difícil conocer en investigaciones de terreno cuánto de la producción va al mercado interno y cuánto al mercado internacional, debido a que la mayoría de los productores entregan sus cosechas a empresas acopiadoras y solo pocos exportan directamente.