LOGO

Llegamos a las regiones aisladas en Occidente, donde las carreteras, los puentes y caminos han sido destruidos por las Tormentas Tropicales Iota y Eta.

En estas zonas, cientos de personas continúan incomunicadas y están en riesgo sus vidas por los deslizamientos, hundimientos y crecidas de ríos y quebradas. Las familias que lograron escapar a tiempo de sus casas soterradas aguardan en albergues en condiciones sumamente precarias.

El equipo humanitario se desplaza a diario a Comunidades en Ocotepeque, Intibucá, Lempira y La Paz y entrega paquetes de alimentos, higiene y bioseguridad a más de 1,200 personas refugiadas.
Durante la visita se hace un diagnóstico de necesidades en los albergues, para contribuir a mejorar la infraestructura, el almacenamiento de agua potable, utensilios de cocina, equipo de aseo y juguetes para los niños y las niñas.

La región Occidente es una de las más postergadas del país donde 6 de cada 10 personas ya tenían dificultades para alimentarse y cubrir sus necesidades básicas. La recuperación de sus medios de vida también es prioridad para CARE PROLEMPA en su estrategia de respuesta humanitaria.

La entrega de alimentos a estas familias es posible gracias a nuestra organización socia en terreno; ASONOG y Care|PROLEMPA, la colaboración del equipo Care|Hogasa y el apoyo financiero del Gobierno de Canadá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *