LOGO

Mi nombre es María Santana García, tengo 50 años y soy madre de 8 hijos.

Presidenta del Consejo Indígena de Mujeres Lencas de Opalaca

Proyecto PROLEMPA / CARE Honduras

Ojo de Agua, San Francisco de Opalaca, Intibucá, Honduras

 

CARE, ASONOG y PROLEMPA nos reunieron y junto a las lideresas hicimos una lista para entregar alimentos a mujeres madres solteras [en mi grupo hay bastantes], y otras que han vivido violencia y que los maridos han sido llevadas al juzgado y ahora tienen orden de captura, otras que no tienen comida en sus casas, como Ana, que murió su mamá y ella quedó con cuatro hermanitos para criar sola, mujeres que tienen problemas de salud, como otra muchacha de mi comunidad que tiene problemas de salud mental, estaba embarazada y sufrió mucho antes del parto.”

 

Nos conformamos como Consejo Indígena de Mujeres Lencas de Opalaca, donde participamos 7 mujeres que coordinamos 7 sectores en nuestro municipio, con el Proyecto PROLEMPA nos capacitaron en gobernabilidad, planificación, igualdad de género, autoestima y como evitar la violencia contra las mujeres y las niñas, también participamos en cabildos abiertos y foros de mujeres contra la violencia y aprendimos a hacer campañas contra la violencia.

Hace unas semanas nos convocaron y tuvimos una reunión con 30 mujeres compañeras a nivel de municipio, para identificar otras mujeres que necesitaban ayuda durante la pandemia. En Ojo de Agua, como en todo el Municipio de Opalaca, las familias vivimos de sembrar la tierra y muchas mujeres perdieron el maíz porque necesitaban abono, el problema fue grave, la mata de maíz se quedó sin echar nada y los frijoles quedaron muy maltratados con el granizo, aunque uno siembre se queda en nada el trabajo y también nos quedamos sin comida, mucha gente, aunque quiera salir a comprar no puede, porque no dan chance en el retén.

“CARE, ASONOG y PROLEMPA nos reunieron y junto a las lideresas hicimos una lista para entregar alimentos a mujeres madres solteras [en mi grupo hay bastantes], y otras que han vivido violencia y que los maridos han sido llevadas al juzgado y ahora tienen orden de captura, otras que no tienen comida en sus casas, como Ana, que murió su mamá y ella quedó con cuatro hermanitos para criar sola, mujeres que tienen problemas de salud, como otra muchacha de mi comunidad que tiene problemas de salud mental, estaba embarazada y sufrió mucho antes del parto.”

Después de entregar los sacos con alimentos nos reunimos en la comunidad de Monteverde, donde nos capacitaron en medidas de bioseguridad por este problema que estamos pasando con el coronavirus, aprendimos que debemos lavarnos las manos con agua y jabón, si salimos de la casa tenemos que llevar mascarilla, y mantener una distancia con otras personas, al volver debemos quitarnos nuestra ropa bañarnos para cuidar a la familia.

En género también tenemos capacidades, en el tiempo que estamos hay problemas dentro de las familias, las mujeres viven violencias durante la cuarentena, las aconsejamos y las acompañamos para que pongan la denuncia con los auxiliares de las comunidades o las OMM, algunas tienen miedo y no quieren poner la denuncia, a ellas las aconsejamos, siempre hablamos. Yo también soy sobreviviente de violencia y con el apoyo de las organizaciones hemos aprendido y aquí estamos ayudando a otras mujeres.

A nivel de municipio nos reunimos las lideresas y a nivel de sectores damos las réplicas de las capacitaciones que recibimos, en mi sector yo reúno 32 mujeres, ellas están agradecidas con ASONOG, PROLEMPA y CARE. La alegría es porque nos han colaborado bastante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *