Discurso de la Directora de CARE Honduras, Maite Matheu, en el lanzamiento del Proyecto: Redes de mujeres y jóvenes impulsando comunidades libres de violencia contra las mujeres y niñas.

El El Proyecto es liderado y coordinado por CEMH y se implementará en alianza con la Plataforma 25 de Noviembre y CARE Honduras.

Maite Matheu, Directora de país, CARE Internacional en Honduras

CARE agradece mucho el firme compromiso de mujeres y jóvenes de organizaciones y comunidades y redes en donde se implementará el proyecto. Quienes con su compromiso y creatividad promueven de manera cotidiana alternativas de vida y de defensa de la vida impulsando procesos de cambio que nos dan la oportunidad de formar parte de este proyecto. Esperamos fortalecer aún más nuestros lazos.

En segundo lugar, CARE agradece al Centro de Derechos de Mujeres, CEMH y la Plataforma 25 de Noviembre. Su participación y liderazgo en este proyecto es muy importante para tomar en cuenta los avances y aprendizajes de muchísimos años de trabajo en las comunidades y territorios priorizados. Estoy segura que estas experiencias nos proporcionarán un marco amplio de los retos y oportunidades para el fortalecimiento de capacidades, así como de incidencia social y política. CARE en su nueva estrategia de país ha priorizado su papel de acompañante a los movimientos de mujeres y feministas, fortaleciendo lazos, abrazando sus agendas; impulsando la incidencia y la transferencia y gestión de aprendizajes entre movimientos de mujeres diversas.

En tercer lugar, CARE agradece y felicita al Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas y ONU Mujeres por su liderazgo en la iniciativa Spotlight por su planteamiento político de apoyar, impulsar y fortalecer a los movimientos de mujeres y facilitar el acceso al financiamiento adecuado a las distintas expresiones del movimiento feminista y las organizaciones de defensa de derechos de las mujeres que enfrentan un contexto muy adverso y complejo para realizar su trabajo y movilizar recursos.  En un contexto de retroceso del ejercicio de los derechos de las mujeres potenciado por movimientos anti derechos que fundamentan el uso de la violencia y la represión; es aún más relevante que nunca apoyar iniciativas como esta.

CARE está convencida que el éxito de las acciones para erradicar las Violencias Contra las Mujeres y Niñas (VCMN) y los Femicidios dependerá del trabajo conjunto entre las organizaciones y del fortalecimiento del movimiento de mujeres y feministas sus estrategias y programas, CARE también reconoce que son la capacidad de construcción, el aporte de propuestas y una gran incidencia  social y política de las mujeres del movimiento de mujeres y feministas quienes han logrado los cambios más importantes en materia de los derechos de las mujeres en Honduras.  Es por eso que estamos muy felices de poder trabajar con organizaciones que tienen ya varios años impulsando esta agenda en el país y poder sumarnos a sus esfuerzos y los procesos avanzados.

La situación de la violencia contra las mujeres y las niñas en Honduras es abrumadora; en los últimos 10 años se incrementaron las denuncias por violencia doméstica a 48 mil anuales en el 911, más de 20,000 denuncias en los juzgados, 2300 anuales denuncias de violencia sexual y 499 casos anuales de femicidios con un 99% de los casos en la impunidad. Honduras tiene una deuda enorme con las más de las 4 millones de mujeres y niñas que se sueñan al margen de la pobreza, la discriminación y las violencias.

Es en este contexto que este proyecto hace una apuesta por la prevención de la VCMN  y los Femicidios, particularmente en las formas de violencia física y psicológica que enfrentan las mujeres y las niñas en su entorno familiar, comunitario, y en centros educativos. Lo hará desde dos perspectivas; una frente a las brechas de capacidades institucionales y organizativas para actuar en red, prevenir y atender casos; la segunda, influyendo en los imaginarios y normas sociales de jóvenes sobre las violencias machistas para que puedan reconocer formas de violencia y desmontar la reproducción de actitudes y comportamientos a edades más tempranas. Además, el proyecto impulsará espacios de rendición de cuentas desde el Estado y fortalecerá los esfuerzos de veeduría social tan relevantes en el contexto actual.